Lluvia

http://www.ivoox.com/lluvia_md_3688125_wp_1.mp3″

Ir a descargar
10671229_768278836540838_2571136269151712221_n

Llueve y tú dices es como si las nubes
lloraran.
Luego te cubres la boca y apresuras
el paso.
¿Como si esas nubes escuálidas lloraran?
Imposible.
Pero entonces,
¿de dónde esa rabia,
esa desesperación que nos ha de llevar a todos al diablo?
La Naturaleza oculta algunos de sus procedimientos
en el Misterio,
su hermanastro.
Así esta tarde
que consideras similar a una tarde del fin del mundo
más pronto de lo que crees te parecerá tan sólo
una tarde melancólica,
una tarde de soledad perdida
en la memoria: el espejo de la Naturaleza.
O bien
la olvidarás.
Ni la lluvia,
ni el llanto,
ni tus pasos
que resuenan en el camino del acantilado importan;
Ahora puedes llorar y dejar que tu imagen se diluya
en los parabrisas de los coches estacionados a lo largo
del Paseo Marítimo.
Pero no puedes perderte.

Roberto Bolaño

VIENEN MUJERES MUCHAS

http://www.ivoox.com/vienen-mujeres-muchas_md_2889057_1.mp3″ Ir a descargar

Vienen actuando desde el fondo de mis raíces,
Profundas como la noche e inquietas como el viento.
Vienen cruzando mi historia, atravesando mi aliento,
mujeres, muchas mujeres, entre mis piernas subiendo,
viajando por mis venas, haciéndose carne en mi cuerpo.
Vienen de siglos y siglos de luchas y de lamentos,
por sus muertes infinitas por dolores y silencios.
Pujan desde las honduras acariciando mi cuerpo,
vienen gritando su lucha, pugnando por sus derechos.
¡Cuantas mujeres muchas movilizando mi pecho¡
¡Cuantas manos levantan las esperanzas que tengo¡
¡Cuantas mujeres me llaman a seguir este sendero¡
¡Cuantas pasiones vivas me vienen a dar sustento¡
Vienen mujeres muchas de luchas y de lamentos,
vienen con sus violetas banderas en movimiento,
vienen dando su apoyo para nuestro alzamiento,
sus herramientas libertarias manifiestan ofrecernos.
¡Ahora, compañeras, es este nuestro momento¡

Gabriela Fagetti

Debo elegir la rabia

http://www.ivoox.com/debo-elegir-rabia_md_2882114_1.mp3″ Ir a descargar

Debo elegir la rabia,
la furia, el llanto y el grito y la herida y otra vez la rabia.
Veo que corre mi sangre, que no es mi sangre,
y siento que aquí nadie puede ser feliz.
Ser feliz es una maldición.
Hay que vivir como si nada importara,
golpeándose el pecho; elegir la rabia,
tomar un poco de ron, y pensar que nada importa.
Elegir el fuego, el insulto, la voz irritada,
la queja, la mano empuñada, la casa vacía, la soledad, la mesa sola.
Vuelvo a elegir la rabia,
y pienso en toda la mierda que debo decir.
Esta noche será húmeda hasta los ojos,
y no por la lluvia de este invierno inconcluso.
Pienso en el invierno,
en las hojas cayendo de los árboles,
en el moho de las paredes, en el aullido de un gato, y me da rabia.
Vuelvo a elegir la rabia porque todo es una terrible porquería.
Nadie se ama, nadie se toma de la mano,
nadie se besa. El amor no es cierto.
Elijo la rabia para detener el tedio
de esta casa sin vida.
 Karen Valladares

Amiga

http://www.ivoox.com/amiga_md_2882200_1.mp3″ Ir a descargar

Para cristal te quiero,

nítida y clara eres.

Para mirar al mundo,

a través de ti, puro,

de hollín o de belleza,

como lo invente el día.

Tu presencia aquí, sí,

delante de mí, siempre,

pero invisible siempre,

sin verte y verdadera.

Cristal. ¡Espejo nunca!

Pedro Salinas 

Música Sambodhi_Prem_-_Rising_in_Love

Un pecho a veces (*Primera experiencia “La Poesía no muerde”)

Debajo de la corteza terrestre también
a veces un sístole,
a veces un diástole,
un pecho a veces
y una caja torácica siempre
con un enjambre de moscas
saliendo de entre las costillas.

 

Siguiendo los pasos de la creación:
Ilustración: LaRataGris (Raúl Sánchez, Badalona) http://laratagris.com
Poema: Iván Rafael (Madrid) http://vozdetiza.wordpress.com/
Voz: Isabel Navarro (Madrid) https://poguemahonex.wordpress.com

Media verdad escogida (Primera Experiencia “La Poesía no muerde”)

 

De mis encuentros pequeños con gente que no quiero, de mis palabras calladas y mis excusas sinceras por irme, alejarme y liberarme. De todo lo indeseable, de mi diccionario de exabruptos, de mis ganas de no repetir el comportamiento tóxico de escuchar venenos y envenenarme, de las pesadillas, los fantasmas enemigos, las garrapatas insidiosas y los vampiros poco elegantes vestidos de marca y dinero. Del que quiera entender, de mi ser hipócrita, de lo peor que me carcome para hacerme claro sabiendo que tejen mentiras suaves arañas de terciopelo. De mis tumbas cavadas y mis muertes anunciadas. De la absoluta mitad de vida que no me gusta y no lucha.

 

Siguiendo los pasos de la creación:

Prosa: LaRataGris (Raul Sánchez, Badalona) www.laratagris.com

Ilustración: Juan López de Ael (Vitoria-Gasteiz)

Voz: Isabel Navarro (Madrid)  www.poguemahonex.wordpress.com

Cercanías

http://www.ivoox.com/cercanias_md_2858389_1.mp3″ Ir a descargar

Hoy me duele ese instante en que la vida 
es un tren vacío 
que avanza hacia la noche. 

El incendio fugaz de ventanillas 
parpadea enceguecido 
con una intermitencia 
como de ojo continuo 
que no acaba de cerrarse. 

Me da miedo 
el vagón solitario con los cuerpos ausentes 
que van a ningún sitio. 
De todos los asientos que arrastran su insustancia 
hacia no se qué limbo. 

Mirar como transcurre 
es arrancarse un poco 
del maletín del alma 
filamentos de sangre 
y engancharse al sonido que se va adelgazando. 

O saltar al silencio 
de raíles sin término.

Pepa Agüera 

Alquimia (Primera Experiencia “La Poesía no muerde”)

Pisan sucias botas

carreteras adaptadas a coches

y pretenden ser el esperpéntico

soporte de un mundo que se tambalea.

Oscurece

y tú continúas tomando fotos.

Amanece mientras tus pies

-ahora descalzos-

buscan dónde guarecerse.

Dorado

se tiende

lo que quedó de tu melena

entres nubes no espaciadas

-inglesas- y convierte,

alquimista,

cada esquina

en reliquia.

Siguiendo los pasos de la creación:

Poema: María Luisa Muñoz (Madrid) www.versurrealista.com / www.500px.com/fustypics

Imagen : Ana Fernández García  (Cáceres)

Voz: Isabel Navarro  (Madrid) https://poguemahonex.wordpress.com

 

Marioneta (*Primera experiencia la Poesía no muerde*)

Un día

que deambulaba

como marioneta de hilos invisibles

sentí el latir de un corazón extraño

retumbar en mis oídos.

Una fuerza desconocida

empujaba mi cuerpo a seguir su camino.

Pero una bofetada de viento

y el crujir de la hoja muerta

bajo mi pie,

me recordaron que estaba viva.

Siguiendo los pasos de la creación:

Poema: Hélène Laurent  (Lille, France) Marioneta  Http://lavidaenpoesia.wordpress.com

Ilustración: Luis Hernández Blanco (Valladolid,  España) De la noche al Día  http://deshuesado.wordpress.com

Voz: Isabel Navarro (Madrid, España) https://poguemahonex.wordpress.com

Morendo

http://www.ivoox.com/morendo_md_2512814_1.mp3″ Ir a descargar

Si vuelvo la vista y desoigo la lección de Orfeo
regresaré contigo al infierno sin dudarlo,
perseguiré tu sombra,
morderé el polvo y me tragaré las cenizas.
Hasta dejarme la piel-
Hasta olvidar por qué quise descender en espirales-
hasta que el submundo sea un anexo a mi propia oscuridad.

Dicen que mueren en paz quienes han amado mucho.
La partitura del tiempo dice:

que yo exhalé mi último suspiro en las laderas del Monte Latmos
desencadenando -con mi muerte-
una guerra de adioses entre nosotras,
vestidas para la ocasión de hiedra y vino.

Morir en guerra,
reducirse a temblores por amor,
elevar el sacrilegio hasta convertirlo en pura oración,
hacer que sangren los relojes de arena.

Llevamos desencadenado tormentas era tras era,
desastres artificiales y glorias naturales.

Escucha.

Dan las doce en el reloj de la torre de Londres.
Dan las doce mi amor.
Recoge mi cabeza y bésame en los labios,
solamente,
escúchame bien,
solamente,
cuando haya sido separada de mi cuerpo,
cuando la sangre dibuje raíces en el aire,
entonces bésame despacio,
y trénzame una corona de escarabajos azules, brillantes, casi negros, casi verdes.

La despedida número trece
acontece en Berlín,
antes de que el dragón despierte,
antes del llanto soterrado de los violines.

No puede dejar de mirarme el liguero Fräulein,
no puede sacarse ese piano de la cabeza,
Fräulein,
no puede esconderse entre la niebla.
El corredor de espinos nos espera,
mi dulce Fräulein.
Por él caminaremos juntas
con las manos entrelazadas,
iremos, una vez más,
a buscar la eternidad entre la nieve.

Vuelvo la vista atrás,
rompo la lira,
transformo mi voz en un aullido,
ramas en los brazos,
ramas en las piernas,
abismos en los ojos.

Enfrentándome
cuerno a cuerno contra el tiempo,
extendiendo la tiranía de mi verbo,
-desde el Ganges hasta el Danubio-
araño mi porción de eternidad con estos versos,
justifico la caída de los ángeles,
me abro de piernas ante el fuego,
y me introduzco para siempre
-como la semilla negra que soy-
en vuestras mentes.

Y ahí me quedo,
silenciosa,
soñando el sueño de la primavera,
tejiendo la urdimbre de vuestra demencia,
esperando en la oscuridad.

Esperando.
Esperando.
Esperando.

Á.